junio 29, 2009

Causas y culpables

Jóvenes se drogan por que no creen en Dios.

Pareciera que esas palabras las pudo decir cualquier persona, de algún vecino que lo comente mientras se actualizan los chismes del barrio, o de cualquier personaje de la telenovela de las 6 (o de las 7,8,9...). Pero no, esas funestas palabras fueron dichas por quien se presume como el máximo representante de nuestra nación; una persona mucho más oficial que cualquier reina de belleza o seleccionado nacional: El señor Presidente.

Durante un acto para celebrar el Día Internacional contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, el mandatario tuvo la ocurrencia de soltar semejante frase con el fin de señalar el peligro de las drogas.

Con esas palabras no sólo se llevó de calle a muchos. No sólo a los drogadictos y ex drogrdictos fervorosos creyentes, también se llevó a los ateos, escépticos,descreidos,indiferentes...también a la Iglesia Católica -al menos con certeza, pues no sabemos si el Dios del que habla pudiera ser aquél de los cristianos en general, incluso de Alá- y como pilón a Michel Jackson, cantante que en esos momentos aún estaba en manos del forense.

Los ateos y escpéticos ya han protestado, ya han levantado la voz, al igual que algunas instancias que atienden los casos de drogadicción. Lo que aún no sé es si la Iglesia Católica ya ha levantado la voz contra estas declaraciones. Me explico.
Tradicionalmente se ha manifestado que la ICAR ha sido la de mayor número de adeptos en nuestro país; al conformar una religión institucionalizada que se sostiene por ser intermediaria entre el cielo y la tierra, es entonces la encargada de difundir el evangelio y de aproximarnos a ese Dios.
Ahora bien, diríamos que el problema de las drogas es producto de un vacío espiritual, en parte se debe a la ineficacia de los mecanismos de la institución, así que en ellos podríamos señalar al culpable de la drogadicción y le narcotráfico en nuestro país.

Está bien, tampoco se trata de alimentar ese argumento reduccionista. La creencia o no creencia no es determinante para los problemas de drogadicción o alcoholismo.Baste mirar, en el Tepeyac, las filas de personas que van a "jurar", o bien a los chicos que vienen de grupos o granjas de ayuda y no reciben apoyo del gobierno por lo que salen a las calles ofreciendo una estampita a cambio de una moneda que no afecte nuestra economía.
Si nos queremos ir un poco más arriba, están las famosísimas narcolimosnas, buenísimas no sólo para limpiar los pecados...también el dinero. Si, esos mismos narcos a los que el gobierno se ha empeñado en destruir y desterrar del planeta son, en buena medida fervientes temerosos de Dios o al menos unos buenos compadres de numerosos sacerdotes, y ni se diga de los altos mandos de la Iglesia que han recibido con las manos abiertas las millonarias aportaciones. El dinero malo se vuelve bueno.


junio 16, 2009

Los poderosos y los brujos

Desde que los grandes hombres miraban hacia el cielo esperando obtener una respuesta sobre el futuro, o alguna guía que les indicara cómo debían proceder; si los tiempos eran propicios o si la batalla resultaría favorable. Cómo olvidar a los viejos magoi que leían en los astros el porvenir, o bien a los reyes, a los estados teocráticos en los que el Jefe supremo era también el supremo sacerdote. En otros casos, el gobernante siempre se mantuvo próximo a alguna figura sabia, conocedora de los misterios del porvenir y de cómo obligar a que las cosas sucedan.
Obligar, eso es, dicen algunos, la principal diferencia entre la Magia y la Religión. Magia simpática y homeopática, decía Fraizer en su Rama Dorada.
Pero hoy no vengo a hablarles sobre esas minucias. No mis queridos condenados, hoy no.

Sólo por hoy no les hablaré de los viejos tiempos de reyes soñadores al lado del Tigris, sino de tiempos más cercanos, en donde con la llegada de los ideales republicanos, de aquél ideal de separar los poderes , se ha intentando romper este binomio Política-Religión, a veces con mayor o menor éxito.
Y es que a los hombres no se les puede extirpar tan fácil ese miedo ante el futuro, ante el porvenir, nisiquiera los hombres más poderosos, los grandes líderes y emperadores consiguieron alejarse de aquellos, los iniciados en alguna de las artes mágicas y adivinatorias.
Esta es la línea que intenta seguir un ambicioso libro que esta semana cayó en mis manos:"Los brujos del poder", de José Gil Olmos, un libro que habla sobre el esoterismo en la política mexicana.
Hace unos meses, éste fue un libro, si no de los más vendidos, al menos de los más publicitados y en cierta medida arriesgados. Se trata de un trabajo que revela los fuertes nexos que han tenido los políticos mexicanos, sobre todo los más recientes, con las prácticas mágicas y esotéricas.
El libro comienza en los albores del siglo XX, cuando una "nueva era" estaba por gestarse contra Porfirio Díaz. Así, el primer personaje es Madero, de quien son bien conocidos sus tratos con el mismísimo Benito Juárez.... o al menos su espírtu.
El recorrido continúa con otros personajes como el mismo Calles -el mismísimo presidente pintado como demonio debido al conflicto Cristero- quien fue curado por el Niño Fidencio y partícipe del Instituto Mexicano de Investigaciones Síquicas en la década de los cuarenta y un poco más allá de la muerte del Jefe Máximo.
También figuran La Paca, uno de los más surrealistas casos judiciales de nuestro país, del cual seguramente muchos de ustedes recordarán.; así como los casos de algunos otros personajes esotéricos allegados al poder al grado de adjudicarles a ellos y sus prácticas la gloria política; en otros casos, se habla de los políticos y de cómo su creencia en esas artes mágicas influyeron en su gestión pública, como el caso de Cavazos Lerma en Tamaulipas.
Tal vez la parte más esperada del libro sea la política actual, cuando se habla de què manera Elba Esther Gordillo "trabajó" a Ernesto Zedillo o cómo es que Martha Sahagún consiguió llegar a Los Pinos. Si, si, se ve que al autor es amante del peligro, pues en estos casos la mayoría de sus fuentes fueron, evidentemente, anónimos excolaboradores.Nada tontos los informantes, pues al parecer y decir del autor, gracias a todos estos hechizos y embrujos las dos mujeres consiguieron no sólo el poder político, también un poder sobrenatura que haría temblar a cualquier bruja de Disney.

El libro es de fácil lectura pues en muchos casos, los personajes esotéricos alrededor de los políticos se entrecruzan, así que uno puede encontrarse dos o tres o más veces el mismo párrafo en donde se explica la interrelación de los personajes, de manera que puedes saltarlos...a menos de que quieras conocer, una vez más, cómo se conocieron e interactuaron X,Y y X o Y,Z y X.
El lenguaje es sencillo, aunque a veces abusa de las citas a otros libros llegando a citar -no sé si íntegramente- tres o más páginas completas y seguidas. Con esto consta que la bibliografía elegida es buena, tan buena que vale la pena reproducir y no parafasear los trabajos de otros -ojo que al menos les da el merecido reconocimiento.

Sin embargo, hay algo que no me agrada: La estructura del libro parece allanar el camino para esa "Nueva Era Política" de la que hablé allá arribita, al mencionar a Madero. Éste, al principio del libro se marca como un Apóstol de la Democracia que debía morir; varias páginas hacia el final, se habla del halo esotérico con el que se planteó la campaña presidencial de Fox, incluyendo un nexo con el musical Regina, un musical para liberar conciencias [sic.].
Pero mis queridos condenados, no me hagan esas caras,les explico.Según se "destaca" en el libro, hubo varias fuerzas esotéricas que ayudaron a la llegada del guanajuatense, a la presidencia entre ellas el manejo musical y visual -la famosa "Y" y "V" y hasta el hoy,hoy,hoy- con el fin de preparar el camino al cambio espiritual del país. Y aún hay algo mucho más preocupante que saber que posiblemente todos fuimos influenciados por los mayas galácticos, es que estas acciones -junto con las de Marta, Elba Esther- dieron resultado y sólo nos han encaminado hacia ese cambio místico y tan esperado en el 2012... cuando por fin nuestro país tendrá nuevamente a su presidente indígena, a un Benito Juárez como el espíritu que se manifestaba a Madero o el que se le manifiesta a Valentina, una indígena en Santiago Yaitepec, poblado de...sí, adivinaron: Oaxaca.
Finalmente el libro cierra con el carácter mesiánico y el esoterísmo que rodea al sub Marcos quien recibiera el bastón de mando en los pueblos indígenas y los mensajes esotéricos, casi místicos ,con los que se comunicaba un poderoso grupo justo antes del levantamiento.
Queridos, así es como termina este libro, con la llegada de Marcos al poder de los indígenas en la espera del 2012...y con la sensación de que este libro, sólo intenta allanar el camino o poner en alerta ante esa "inminente apertura de las conciencias" por el camino de la política esotérica, fenómeno que gracias a la contundente eficacia -si no, miren a la lidereza del SNTE- están lejos de desaparecer.
Y así mis condenados, nos sentaremos a esperar qué otras triquiñuelas mágico-esotéricas tendrán preparados nuestros políticos y los cientos de brujos, hadas y hechiceros que esperan ansiosos poner sus manos sobre el dinero de cualquier incauto..

junio 02, 2009

La Cofradía en suelo aguascal(en)tense

Resulta que mientras el Señor Patito® estaba paseando y rezando, la Cofradía también estuvo de paseo en Aguascalientes. El motivo del viaje ya lo sabrán después. Por lo pronto bastará con que sepan que el asunto que nos ocupaba estaba en la orilla de la ciudad y que después nos lo trasladaron al centro. Eso no nos persuadió de cambiar de hotel, con la gran fortuna de que el que nos tocó estaba chingón.














Alguien que me explique qué pedo con esta puerta

3 camas matrimoniales, de las cuales sólo usamos 2, fregadero que ni tocamos, frigobar que sólo llenamos con botellas con agua y 2 helados que duraron 4 días ahí, un horno de microondas al que nunca metimos nada pese a que siempre quisimos hacer café y la auténtica y única Puerta al Vacío®

Después de dormir como 3 horas (quién nos manda viajar de noche y llegar a las 6 a.m.) nos lanzamos al centro a medio explorarlo y darnos cuenta de su belleza:

Como toda ciudad de la (mal llamada) provincia, también tiene su catedral. No es muy ostentosa, pero no es fea. Ya veo a varios brincando porque puse un emblema religioso ¿y por qué no uno laico?

Ya. Aquí tienen la exedra. ¿Contentos?

Después de vagar un rato, llegó el momento de encontrarnos con nuestra guía de (carica)turistas:

De izq. a der.: Tazy, Sidurti, Serindë, Genaro Zalpa y Hans Offerdal. Estos 2 últimos nombres los volverán a leer en una entrada futura.

Y es el momento para agradecer enormemente a Tazycat por haber aceptado cotorrear y pasear con 3 cabrones a los que ni conocía, y por haberlos hecho reir a lo bruto con sus ocurrencias y medio conocer la ciudad. Gracias colega.

Entre lo que pudimos conocer puedo comentarles (si un orden particular): El famoso y precioso Jardín de San Marcos.


El único quiosco que conozco con fuente abajo

El lugar donde se lleva a cabo la Feria de San Marcos:

A riesgo de parecer un Misántropo sin Fronteras diré que lamentablemente uno de los atractivos principales de la Feria de San Marcos es el de la Fiesta Brava, tradición con la que jamás he estado ni estaré de acuerdo, más que cuando a uno de los valientes se los coje el toro. Pero eso ya es pedo de quien asista.

He de decir que hay por lo menos 3 mentiras en ese título. Aparte de que parecía de utilería, era un puro changarro y no le veo lo bonito.

Vista medio borrosa tomada mientras esperábamos a quienes estarían con nosotros en el merendero. El merendero es una especie de bar donde, en vez de los pinches chicharrones o cacahuates que habitualmente sirven de botana, uno puede pedir la bebida de su preferencia mientras es despachado con varios tiempos de comida. Por ejemplo: Por pedir 3 chelas (una por cabeza) nos retacaron con esto:


Fuimos 3 veces durante el viaje y en las 3 nos atascamos de lo lindo de comida y salimos sobrios para contarlo. Obviamente el viaje también sirvió para reafirmar viejas amistades:


Y hacerse preguntas de gran profundidad:


Ya que andamos hablando de tragazón conocimos 2 lugares de tradición, donde se come muy bien: Uno es La Saturnina, que estuvo medio caro, pero que por lo menos a 2 de nosotros nos sirvieron rebien:

Viendo de cerca el vitral del fondo me acordé de la primer escena de Rocky.

A'i humildemente me eché un pollito exedra

El otro es La Catrina, del que no hay queja ninguna, tanto en la atención como en la comida. Hasta el Señor Patito salió contento. Aparte de una recepción cálida, la atención esmerada y las vistas a Sidurti con actitud de "no se levanta hasta que se lo acabe niña". Y pendejo de mí, no pensé en tomarle una foto a la pizzerola tamaño gigante que nos sirvieron con la sopa:

Hasta con reconocimientos y toda la cosa.

Como no todo es trago y comida, también nos embarramos un poquito de cultura (pero nomás un poquito), visitando el museo Aguascalientes, donde no nos dejaron tomas fotos mas que de los exteriores, pero que en su interior tiene una pequeña pero sustancionsa colección de pinturas de Saturnino Herrán:
Nótese la entrada tipo Partenón

Super Bizcocho acalorado y hasta la madre

Y el Museo de la Muerte, con representaciones gráficas de la muerte en diversas épocas, desde la prehispánica calavera de cristal:


















Hasta una parejita muy cariñosa:


Pasando por una representación dual que hubiera dejado a Jano con el ojo cuadrado:





















Un carrusel demoniaco:

"Sleipnir me la pela"

Y representaciones contemporáneas de más pa'cá:


Y finalmente, dejando muchas cosas sin mencionar nos despedimos de tan hermosa ciudad.


Agradecimientos:

- A Tazy, por portarse a toda madre aguantando nuestra ñoñez.
- Al hotel Villas del bosque, por sus atenciones tan amables.
- A la RIFREM, por ser la razón de nuestro paseo.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More