junio 02, 2009

La Cofradía en suelo aguascal(en)tense

Resulta que mientras el Señor Patito® estaba paseando y rezando, la Cofradía también estuvo de paseo en Aguascalientes. El motivo del viaje ya lo sabrán después. Por lo pronto bastará con que sepan que el asunto que nos ocupaba estaba en la orilla de la ciudad y que después nos lo trasladaron al centro. Eso no nos persuadió de cambiar de hotel, con la gran fortuna de que el que nos tocó estaba chingón.














Alguien que me explique qué pedo con esta puerta

3 camas matrimoniales, de las cuales sólo usamos 2, fregadero que ni tocamos, frigobar que sólo llenamos con botellas con agua y 2 helados que duraron 4 días ahí, un horno de microondas al que nunca metimos nada pese a que siempre quisimos hacer café y la auténtica y única Puerta al Vacío®

Después de dormir como 3 horas (quién nos manda viajar de noche y llegar a las 6 a.m.) nos lanzamos al centro a medio explorarlo y darnos cuenta de su belleza:

Como toda ciudad de la (mal llamada) provincia, también tiene su catedral. No es muy ostentosa, pero no es fea. Ya veo a varios brincando porque puse un emblema religioso ¿y por qué no uno laico?

Ya. Aquí tienen la exedra. ¿Contentos?

Después de vagar un rato, llegó el momento de encontrarnos con nuestra guía de (carica)turistas:

De izq. a der.: Tazy, Sidurti, Serindë, Genaro Zalpa y Hans Offerdal. Estos 2 últimos nombres los volverán a leer en una entrada futura.

Y es el momento para agradecer enormemente a Tazycat por haber aceptado cotorrear y pasear con 3 cabrones a los que ni conocía, y por haberlos hecho reir a lo bruto con sus ocurrencias y medio conocer la ciudad. Gracias colega.

Entre lo que pudimos conocer puedo comentarles (si un orden particular): El famoso y precioso Jardín de San Marcos.


El único quiosco que conozco con fuente abajo

El lugar donde se lleva a cabo la Feria de San Marcos:

A riesgo de parecer un Misántropo sin Fronteras diré que lamentablemente uno de los atractivos principales de la Feria de San Marcos es el de la Fiesta Brava, tradición con la que jamás he estado ni estaré de acuerdo, más que cuando a uno de los valientes se los coje el toro. Pero eso ya es pedo de quien asista.

He de decir que hay por lo menos 3 mentiras en ese título. Aparte de que parecía de utilería, era un puro changarro y no le veo lo bonito.

Vista medio borrosa tomada mientras esperábamos a quienes estarían con nosotros en el merendero. El merendero es una especie de bar donde, en vez de los pinches chicharrones o cacahuates que habitualmente sirven de botana, uno puede pedir la bebida de su preferencia mientras es despachado con varios tiempos de comida. Por ejemplo: Por pedir 3 chelas (una por cabeza) nos retacaron con esto:


Fuimos 3 veces durante el viaje y en las 3 nos atascamos de lo lindo de comida y salimos sobrios para contarlo. Obviamente el viaje también sirvió para reafirmar viejas amistades:


Y hacerse preguntas de gran profundidad:


Ya que andamos hablando de tragazón conocimos 2 lugares de tradición, donde se come muy bien: Uno es La Saturnina, que estuvo medio caro, pero que por lo menos a 2 de nosotros nos sirvieron rebien:

Viendo de cerca el vitral del fondo me acordé de la primer escena de Rocky.

A'i humildemente me eché un pollito exedra

El otro es La Catrina, del que no hay queja ninguna, tanto en la atención como en la comida. Hasta el Señor Patito salió contento. Aparte de una recepción cálida, la atención esmerada y las vistas a Sidurti con actitud de "no se levanta hasta que se lo acabe niña". Y pendejo de mí, no pensé en tomarle una foto a la pizzerola tamaño gigante que nos sirvieron con la sopa:

Hasta con reconocimientos y toda la cosa.

Como no todo es trago y comida, también nos embarramos un poquito de cultura (pero nomás un poquito), visitando el museo Aguascalientes, donde no nos dejaron tomas fotos mas que de los exteriores, pero que en su interior tiene una pequeña pero sustancionsa colección de pinturas de Saturnino Herrán:
Nótese la entrada tipo Partenón

Super Bizcocho acalorado y hasta la madre

Y el Museo de la Muerte, con representaciones gráficas de la muerte en diversas épocas, desde la prehispánica calavera de cristal:


















Hasta una parejita muy cariñosa:


Pasando por una representación dual que hubiera dejado a Jano con el ojo cuadrado:





















Un carrusel demoniaco:

"Sleipnir me la pela"

Y representaciones contemporáneas de más pa'cá:


Y finalmente, dejando muchas cosas sin mencionar nos despedimos de tan hermosa ciudad.


Agradecimientos:

- A Tazy, por portarse a toda madre aguantando nuestra ñoñez.
- Al hotel Villas del bosque, por sus atenciones tan amables.
- A la RIFREM, por ser la razón de nuestro paseo.

1 comentarios:

Maravillosa reseña fotográfica, un deleite.
Saludos y besos.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More