noviembre 27, 2008

MUAC

Hoy se inauguró el Museo de Arte Contemporáneo (MUAC) integrándose al Centro Cultural Universitario de la UNAM.
Como buena chica culturosa me aventuré al famoso museo.
A pesar de que los discursos, personalidades y luminarias y todo el protocolo fueron ayer por la noche, el acceso para nosotros, simples mortales, sería hoy.


Temiendo una marabunta de gente ansiosa por el fenómeno (la inauguración de un museo no es algo que se vea todos los días), me aventuré al afamado museo.

AL llegar al recinto me sorprendió la inquietante tranquilidad, se veía algo de movimiento, unas cuantas camionetas de televisoras y radio difusoras...pero estaba lejos de la euforia que esperaba... bueno, parece que un museo pocas veces provoca euforia.


El museo está diseñado para albergar exposiciones grandes, obras de gran formato, y, en parte me recordó mucho a su hermanito mayor MUCA. Ambos son grandes espacios abiertos, minimalistas en los que las obras resaltan y se puede jugar con las formas, con el recorrido. Las grandes salas se conectan con otras pequeñas, con algunos cubículos que permiten seguir con el recorrido. Otro de las características del MUAC es que aprovechan la iluminación natural...el espacio da la sensación de frescura...de recién mudado.

Obviamente, no todo está terminado, aún hay exposiciones que deben montarse o bien algunos muebles en la parte baja que deben acomodarse. También tienen una inovación en cuanto a la experiencia Museo-VIsitante: un espacio lúdico y de intercambio de opiniones por medio de notitias post-it, un pizarrón blanco, notas, mesas, la oportunidad de crear círculos de estudio o mesas de discusión, que pocos museos ofrecen. Así, se pretende crear un mayor vínculo entre los artístas y curaduristas con los universitarios y público general.

Sobre las exposiciones en realidad no tengo mucho que decir, ya que no soy partidaria del arte contemporáneo. Algunas de las tendencias del arte me parecen rebuscadas, e incluso incomprensibles para aquellos que no son inciados en el arte, es más, en ocasiones es más complicado que eso y se requiere de un estudio completo para comprender el discurso de algunas de las piezas.

Este abismo artísta-público a veces se puede superar mediante un crítico, a veces ni con eso...es complicado ver una interpretación artística en medio de objetos cotidianos acomodados, aparentemente, de manera aleatoria.


Encobijados.

Referencia a las víctimas de la delicuencia que amanecen encobijados.









¡¡¡Boliiita!!!






























Otro de los atractivos del museo es que, por ahora, la entrada será gratuita.


1 comentarios:

Muchas veces los artistas dicen que para disfrutar el arte no es necesario tener conocimientos; sin embargo sí lo es, particularmente en obras que presentan simbolismos o alegorías.

Que bien que se abran nuevos museos, habrá que ir a visitarlo lo más pronto posible.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More