marzo 22, 2007

De aborto, sexo y otros pecados.*

En últimas fechas, todo mundo se siente con derecho a opinar sobre estas cuestiones a raíz de la inminente aprobación de una ley que permite el aborto en el D.F. Pues bien, va mi opinión al respecto. Lo hago simplemente porque, si otros opinan cualquier cosa ¿por qué yo no? Si les interesa un comentario serio al respecto me dará gusto. Si no les gusta y se quieren meter conmigo sin argumentarme nada pueden ponerse sus zapatillas de ballet... para irse de puntitas a ch...

De entrada quitémonos de maniqueísmos, falsas morales y falseades. NO EXISTEN PARTIDARIOS DEL ABORTO A nadie le gusta un aborto y es mentira que se elija como medio anticonceptivo. Cualquiera prefiere evitar un embarazo no deseado. Sólo en casos demenciales se puede imaginar a una mujer que se embarace deliberadamente para después poder abortar. Se recurre con pesar y cuando por alguna razón se produjo un embarazo no deseado. Las consecuencias psicológicas del aborto dependen de la libertad y responsabilidad con que las mujeres toman tal decisión. Algunas mujeres pueden experimentar sentimientos negativos o de culpa si consideran que hacerlo es pecaminoso y atenta contra la vida (no se arruguen, eso lo trato después) y sobre todo en países donde es ilegal y se considera delito. Muchas otras sienten alivio o se sienten liberadas y en condiciones de impulsar su vida con fuerza renovada.

Para que entiendan, si se actúa por presión externa se vive con resentimiento, pero cuando la decisión es libre y producto de la libertad de conciencia, cuando se decide por el menos de dos males (llámese maternidad impuesta o aborto), la mujer no experimenta daños psicológicos, sino sentimientos de alivio y liberación. Hay estudios (no sean huevones y búsquenle) que muestran que no puede afirmarse que el aborto produce daños psicológicos. Lideres de movimientos conservadores, llámense prosida o los abortionno que citan frecuentemente y que no son mas que vil propaganda Xtiana, han difundido la idea de un "trauma post-aborto" que causa depresión profunda... no hay estudios documentados que lo demuestren. Esa depresión sólo ocurre cuando el aborto se realiza contra la voluntad de la mujer, ya sea por presión familiar, de pareja o económica y como en México son mayoría por eso creemos que son muchas mujeres las que sufren dicho trauma... no es así.

En una sociedad plural como la nuestra es necesario que las decisiones éticas sobre el aborto se fundamenten en el auténtico respeto a valores de personas y grupos y congruentes con los valores propios y no nos andemos con prejuicios y dogmatismos.

A los seres humanos nos distingue de otros seres vivos la capacidad de conciencia y basado en esa diferencia, aclaro a los que piensan que el aborto es un atentado contra la vida humana (una gran cantidad de personas) que no es posible afirmar que esta vida humana comienza en el momento de la concepción. La vida humana no "comienza" en un momento dado, sino que se transmite, toda vida proviene de vida preexistente. Es importante comprender que el proceso de transmisión de la vida puede comenzar a partir de un óvulo fecundado o huevo, que es como una semilla germinada, pero que tiene que recorrer un largo camino para convertirse en vida humana o persona. Afirmar que un huevo fertilizado es una persona es, aparte de una tontería, una confusión conceptual, es como decir que una bellota es un roble o un huevo es igual que un pollo.

Como dije antes: Para que un óvulo fecundado se convierta en un ser humano es necesario atravesar un proceso, que implica hacerse un embrión, y luego un feto, para después desarollar un sistema nervioso suficientemente fuerte como para sentir y pensar. Esta actividad cerebral se empieza a consolidar hasta el quinto mes de embarazo, no antes.

Se han establecido los primeros tres meses de embarazo como lapso en que el embrión no tiene posibilidad de sentir y en el que la interrupción del embarazo suspende un proceso reproductivo antes de que exista la persona. Hablando en términos de filogenética (hay que estudiar antes de lanzarse a hablar sin más) se necesita un cierto grado de desarrollo del producto para que pueda considerarse como "humano". El cigoto no lo es, pero sí el embrión ya cerebrado. Aunque no se pueden aún establecer líneas claramente distintas, puede concluirse que el embrión es un ser humano desde las 20 semanas (mas o menos el quinto mes de embarazo). Otra cosa, para quienes creen que la información genética de un óvulo fecundado es en sí misma una persona: Esa información también se da, por ejemplo, en un pollo, y nadie considera asesinato chingarse un pollito para comerselo un domingo (si acaso unos Hare Krishnas medio locos entre los que andaba mi hermano).

Por razones naturales, un tercio de huevos fertilizados son abortados espontáneamente y para nadie son pérdidas de personas. Esto es confundir un ser potencial con uno de hecho y emplear el argumento de la individualidad genética para afirmar que la vida surge en el momento de la concepción es negar lo que consideramos como "ser persona": la presencia de la conciencia.

Anteriormente hablaba de estudios. Otros manifiestan que se ha identificado la vida cerebral fetal con el inicio de la vida de la persona. No es posible que un embrión sienta dolor durante los primeros tres meses de embarazo, pues no tiene el desarrollo sensorial para tener actividad neurológica. Las respuestas de un embrión a los estímulos ("¡Ay mi bebé se movió!" y cosas de esas) son reflejos sin sensación ni conciencia. Por eso y ante la necesidad de respetar los derechos humanos de las mujeres, en la mayoría de los países en que el aborto es legal (no pierdo la esperanza de que México sea uno de ellos) se permite la interrupción del embarazo antes de los 3 meses y así se asegura el respeto a la decisión de la mujer sin causar dolor al producto ni afectar ningún derecho, al no haber todavía un nuevo ser humano.

Any comment?

*Puntos extras para quien sepa de dónde salió el título del post.

marzo 02, 2007

Reliquias del TIbet


Queridos hermanos... recién voy llegando de tener una experiencia mítica en dónde una luz me ha ...

Ya enserio. Esta semana se inició la expocisión Reliquias del Tibet, una muestra de reliquias de maestros budistas incluyendo del Buda histórico Gutama. Esta muestra dentro de pronto serán encerradas en una gran escultura del Buda Maitreya en el 2008.

En una de las salas del museo de San Ildefonso, la Casa Tibetha instalado esta expocisión identificada por los banderines de colores con oraciones y textos tibetanos impresos. Después de hacer fila en donde me entregaron un folletito sobre las reliquias y qué hacer frente a ellas y ver un video instructivo sobre la contrucción del proyecto Maitreya finalmente entré a la sala, la cual está adornada por otros tapices y algunos banderines mas. Al centro me encontré con un pequeño altar compuesto por una estatua dorada del Buda Maitreya protegida por un pequeño paragüas amarillo. Alrededor de éste se encuentran las pequeñas urnas que contienen los reicarios que contienen las reliquias.
Pero antes de empezar el recorrido me colocaron frente un recipiente con agua con azafrán en cuyo centro se encontraba una pequeña imagen de un buda (chiquito, regordete que me recordó a las imágenes de angelitos novohispanos) al cual tuve que bañar con el agua... una especie de rito de purificación.
DEspués de bañar al Budita pude iniciar el recorrido alrededor para ver las pequeñas urnas...algunas de las reliquias si podían ser pareciadas a simple vista, sin embargo otras requerían de un poco mas de atención.
Los relicarios son bellísimos. Pequeños, dorados, con un espacio en la parte superior para colocar estas reliquias, algunas compuestas piezas nacaradas mas o menos del tamaño de una chaquira.
Lamentablemente nos apuraban para ver las reliquias y muchas de ellas tenían sólo algunos datos de a quién pertenecerion y en algunos casos estaban las fotografías de los maestros mas recientes (si, de aquellos que vivieron en la época de la fotografía ¡daaah!).

Bueno, me quedé con ganas de indagar un poco mas sobre el origen de cada reliquia (y poder observarlas con mayor detenimiento).
Eeeso si, al final del recorrido otra vez hice fila, pero en esta ocasión para recibir una bendición la cual consistió en colocarme en la coronilla un relicario y emitir un mantra... no sé si para la salud (porque llegué con tos.... y salí igual) o para mi bienestar y tranquilidad ( eso sí, calmó un poco mi alma agitada después de un viaje en el metro de la ciudad). Pero no vi ninguna luz, no me sentí en completa paz, no tuve visiones ni tampoco experimenté algún tipo de exorcismo. Sólo una extraña sensación de vergüenza an estar frente a un chico guapo y tener que cerrar los ojos mientras repetía una serie de voces que no comprendí.
EN fin, una experiencia mas para sumar a mi lista, como la celebración de la Puja del año.
pasado.
SIdurti

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More