octubre 01, 2007

Soy bella lo sé

En serio, soy bella y lo sé, siempre que me miro al espejo me doy cuenta, pero no tienen que decirlo a cada rato...mucho menos a gritos y chiflidos.

Aún no comprendo a qué se debe esa horrible maña masculina (porque somos pocas féminas quienes lo hacemos) de chiflar y gritar cada vez que una chica pasa por las cercanías. No se conforman con sólo mirar (muchas veces de manera lasciva) sino que también lanzan chiflidos y piropos... o albures disfrazados de piropos. Ésto lo hacen particulamente estando en manada, estando solo uno no suelen hacerse los simpáticos
En lo particular me parece algo sumamente molesto, me enoja que me griten, chiflen o, peor aún, intenten acercarse a mí y lanzar un beso. Generalmente los ignoro, pero muchas veces es demasiado molesto, a veces es hasta denigrante.
¿Porqué chiflar? Ni que fuera perro.
¿Porqué lanzar esos albures ofensivos si buscan lllamar la atención de una mujer?
¿Qué motiva a los hombres a hacer esto?




4 comentarios:

Estoy de acuerdo contigo en que es muy molesto. Que por qué lo hacen?
Por falta de cultura, de qué hacer o de creatividad.
Te mando un saludo cordial.

Yo creo que lo hacen por falta de educación, venida a más por causa de cierta idiotez que no alcanzo a comprender.... ahora que tampoco hay que generalizar, habemos hombres bien educaditos y no tan idiotas.

Concuerdo con ustedes: si, es una falta de educación, y si, sé que hay hombres bien educaditos y que son seres excepcionales.
Sin embargo sé que también, por muy educAados o amaestrados que estén les saleel lado vulgar estando en manada, eso es lo que no termino de comprender ¿acaso en manada obtienen los pantalones (por no decir otra cosa) que les faltan solitos?
Eso dejando de lado a esos que, solitos no cesan de lanzar miradas lascivas, lanzas insultos-piropos-albures y, peor aún, los que todavá se sienten bien machines como para andar tocando (de esos me ocuparé luego)

Ah no!!!

Luego ahí anda uno de menso queriendo hacer la plática re guapamente o mandando poemitas harto bonitos o haciendo ojitos pispiretos y nada funciona.

Pero eso sí, luego andan con cada guarrote de lo pior y ni cuenta se dan.

Snif.

Aveces hasta luego me dan ganas de salir y gritar una de esas guarradas de las que he practicado con mi espejo.

Doble Snif.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More