marzo 02, 2007

Reliquias del TIbet


Queridos hermanos... recién voy llegando de tener una experiencia mítica en dónde una luz me ha ...

Ya enserio. Esta semana se inició la expocisión Reliquias del Tibet, una muestra de reliquias de maestros budistas incluyendo del Buda histórico Gutama. Esta muestra dentro de pronto serán encerradas en una gran escultura del Buda Maitreya en el 2008.

En una de las salas del museo de San Ildefonso, la Casa Tibetha instalado esta expocisión identificada por los banderines de colores con oraciones y textos tibetanos impresos. Después de hacer fila en donde me entregaron un folletito sobre las reliquias y qué hacer frente a ellas y ver un video instructivo sobre la contrucción del proyecto Maitreya finalmente entré a la sala, la cual está adornada por otros tapices y algunos banderines mas. Al centro me encontré con un pequeño altar compuesto por una estatua dorada del Buda Maitreya protegida por un pequeño paragüas amarillo. Alrededor de éste se encuentran las pequeñas urnas que contienen los reicarios que contienen las reliquias.
Pero antes de empezar el recorrido me colocaron frente un recipiente con agua con azafrán en cuyo centro se encontraba una pequeña imagen de un buda (chiquito, regordete que me recordó a las imágenes de angelitos novohispanos) al cual tuve que bañar con el agua... una especie de rito de purificación.
DEspués de bañar al Budita pude iniciar el recorrido alrededor para ver las pequeñas urnas...algunas de las reliquias si podían ser pareciadas a simple vista, sin embargo otras requerían de un poco mas de atención.
Los relicarios son bellísimos. Pequeños, dorados, con un espacio en la parte superior para colocar estas reliquias, algunas compuestas piezas nacaradas mas o menos del tamaño de una chaquira.
Lamentablemente nos apuraban para ver las reliquias y muchas de ellas tenían sólo algunos datos de a quién pertenecerion y en algunos casos estaban las fotografías de los maestros mas recientes (si, de aquellos que vivieron en la época de la fotografía ¡daaah!).

Bueno, me quedé con ganas de indagar un poco mas sobre el origen de cada reliquia (y poder observarlas con mayor detenimiento).
Eeeso si, al final del recorrido otra vez hice fila, pero en esta ocasión para recibir una bendición la cual consistió en colocarme en la coronilla un relicario y emitir un mantra... no sé si para la salud (porque llegué con tos.... y salí igual) o para mi bienestar y tranquilidad ( eso sí, calmó un poco mi alma agitada después de un viaje en el metro de la ciudad). Pero no vi ninguna luz, no me sentí en completa paz, no tuve visiones ni tampoco experimenté algún tipo de exorcismo. Sólo una extraña sensación de vergüenza an estar frente a un chico guapo y tener que cerrar los ojos mientras repetía una serie de voces que no comprendí.
EN fin, una experiencia mas para sumar a mi lista, como la celebración de la Puja del año.
pasado.
SIdurti

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More